SOP Síndrome de Ovarios Poliquísticos

El tratamiento del SOP (Síndrome de Ovarios Poliquísticos), no empieza ni acaba en los anticonceptivos. Al igual que en otros muchos trastornos donde la clínica manifiesta es la alteración del ciclo menstrual, en el SOP existe un proceso de Inflamación de Bajo Grado (LGI) que determina la existencia entre otras cosas de una hiperinsulinemia. Normalizar los niveles de insulina es clave para la resolución del problema.


Creo que es muy importante transmitir a las pacientes que la enfermedad coronaria, así como el riesgo de infarto de miocardio (IAM), es más prevalente de forma sustancial en pacientes con SOP. No se trata por tanto sólo de un problema reproductivo que se solucione mediante anticonceptivos, sino de una alteración endocrino-metabólica a nivel sistémico (de todo el organismo).

La toma de anticonceptivos hará «desaparecer» el síntoma (amenorrea, reglas irregulares, acné…) a través del cual nuestro organismo nos avisa de que algo no va bien, pero no soluciona las alteraciones a nivel metabólico las cuales son, el verdadero problema. Es como si ante un proceso febril de larga duración, tomásemos paracetamol para eliminar el síntoma (fiebre) y continuásemos nuestra vida, mientras la causa responsable del mismo ni se investiga ni soluciona.


Con la Medicina Integrativa y la PNI no se trata de poner «parches» que «amordacen» a nuestro organismo, sino de escucharlo e identificar y resolver las causas desencadenantes de la clínica .