Nuestros pensamientos y sus consecuencias en el organismo

Os dejo una frase con más relevancia y trascendencia de la que pueda parecer.


El origen, la cronificación pero también la resolución/mejoría de múltiples patologías (si no de todas), están vinculados con el funcionamiento de nuestras redes y conexiones neuronales.

Sentir alegría, tristeza, miedo… es el resultado de la activación de determinadas áreas cerebrales y con ello de la acción de diferentes neurotransmisores, hormonas y otras sustancias químicas sobre el resto de células del organismo. De dicha interacción resultará la modulación de los órganos y sistemas correspondientes y con ello de todo el organismo.

De ahí que por ej. la falta de apoyo social se haya postulado como un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular o que en pacientes con depresión o estrés crónico, existan alteraciones en la modulación del sistema inmune que favorezcan a su vez el desarrollo de otras patologías.

Nuestros pensamientos y creencias así como el lenguaje con el que nos dirigimos a nosotros mismos o a una determinada situación, tienen consecuencias a nivel orgánico (bioquímico, metabólico…), de ahí la importancia del mensaje de esta imagen.