Mantén en forma a tu cuerpo y tu mente!

Los seres humanos tenemos una gran capacidad de memoria procedimental o motora, es decir aquella destinada a almacenar la ejecución de movimientos (montar en bici, realizar un peso muerto, conducir…), de tal forma que una vez hayamos consolidado ese movimiento en nuestro cerebelo, somos capaces de realizarlo casi de forma automática. Si recuerdas la primera vez que intentaste hacer una sentadilla o tu primera clase de conducir, seguramente apreciarás que estabas mucho más pendiente de tus actos de lo que lo estás ahora cuando realizas la misma acción.

Ello se debe a que más de la mitad del tejido neuronal de nuestro cerebro está dedicado a que aprehendamos (es decir fijemos, captemos) acciones motoras. Otra prueba más de que estamos diseñados para movernos, no sólo por su impacto a nivel físico y hormonal sino también por su efecto a nivel cerebral (movernos y aprehender nuevos ejercicios, actividades… permite que nuestro cerebro se «ejercite» y mantenga joven (por ej. la actividad física promueve la síntesis de BDNF, una proteína que estimula la plasticidad neuronal así como la génesis de nuevas neuronas).
Así que ya sea con yoga, calistenia, patinaje… mantén en forma a tu cuerpo y tu mente!