Hipotiroidismo, uno de los motivos de consulta más frecuentes.

Continuando con los procesos autoinmunes, me parece interesante abordar con mayor profundidad el hipotiroidismo, uno de los motivos de consulta más frecuentes actualmente.

El hipotiroidismo de Hashimoto fue descubierto en 1912 por el Dr Hashimoto. Dicho doctor, descubrió al observar por microscopio una lámina de tejido glandular tiroideo, una infiltración de la glándula tiroides por glóbulos blancos sin que existiese una infección en la misma. Esta infiltración, produce una inflamación de la glándula, de ahí el nombre de tiroiditis (inflamación del tiroides), que conlleva una reducción en la capacidad de la misma para producir hormonas.

El enfoque actual se basa en esperar a que la glándula esté lo bastante inflamada como para dejar de funcionar, momento en el que se instaura tratamiento con levotiroxina. La realidad es que dicho hipotiroidismo es un síntoma de un proceso de inflamación de bajo grado (LGI), existente en el organismo. El tratamiento con levotiroxina será parte del tratamiento sintomático (destinado a mejorar una parte de la clínica), pero no será un tratamiento etiológico, es decir destinado a resolver la LGI que ha ocasionado el hipotiroidismo. Debemos valorar el hipotiroidismo como un síntoma y no como una enfermedad en sí misma.

El tratamiento del hipotiroidismo desde la perspectiva de la medicina integrativa, tendría como objetivo, tratar el proceso de inflamación de bajo grado existente, para ello, identificar los agentes causales de la misma tales como el sedentarismo, trastornos del sueño, patrones de alimentación erróneos, déficit de vitamina D, estrés emocional… es crucial.

Puedes seguir leyendo en
https://doctoracañizares.com/medicina-integrativa/#hipotiroidismo